24/02/2024

Aseguran que la Ley Ómnibus mandará a la quiebra a las pymes del biodiésel



La Cámara de Empresas Pymes Regionales Elaboradoras de Biocombustibles (Cepreb) expresó su «absoluto rechazo» a la Sección IV del Proyecto de Ley Bases y Puntos enviado por el presidente de la Nación, Javier Milei, al Congreso, ya que, según afirman, llevará a la quiebra a las pequeñas y medianas empresas productoras de biodiésel destinado al corte obligatorio de combustible de origen fósil. Se trata de 27 pymes orientadas al mercado local que brindan empleo a unos 2.000 trabajadores de manera directa, en su mayoría en ciudades y pueblos de Entre Ríos, Santa Fe, La Pampa, San Luis y Buenos Aires.

Este entramado productivo se generó a partir de la Ley 26.093 de 2006 y la Ley 27.640 de 2021 que tiene vigencia hasta el año 2030, por lo que desde Cepreb sostienen que «existen derechos adquiridos ya que los empresarios del sector realizaron las inversiones con un marco jurídico que les otorgaba cierta previsibilidad que ahora se quiere romper».

Federico Martelli, director ejecutivo de la Cámara, advirtió que la denominada Ley Ómnibus cambia completamente el espíritu de la Ley 27.640, dejando a las pymes «expuestas a competir en condiciones desiguales y desventajosas con los grandes grupos aceiteros nacionales y multinacionales» que son productores de la materia prima y tienen una escala de producción muy superior, algo que prohíbe la ley vigente para las pymes.

«Al derogar los artículos 6, 9, 11, 12, 14, 15,16, 17, 22 y 23 de la Ley N° 27.640 y la modificación del artículo 13, libera el precio de comercialización al acuerdo de las partes y rompe con el equilibrio sobre el que se trabajó hasta acá, en el cual las pymes tienen reservado el mercado interno, con cupos y precios regulados por el Estado y las compañías integradas o grandes tienen para sí el negocio de la exportación». explicó el directivo.

Al liberar el precio, aseguró Martelli, «los grandes grupos económicos no solo se ven beneficiados por tener plantas de gran volumen de producción lo que les otorga mayor productividad, sino que al ser los fabricantes de la materia prima pueden negar la venta de esta a las pymes, fijar precios fuera de mercado para sacarlas de la competencia u ofertar su biodiésel a precios de dumping para concentrar todo el negocio».

Además, la Cámara subrayó que el artículo 8 que establece los porcentajes de corte, elimina los porcentajes actuales de 7,5 por ciento para biodiésel y de 12 por ciento para bioetanol, dejando en manos de la autoridad de aplicación fijar el corte a su antojo y modificarlo con una simple resolución.

«Cómo si no bastara mandar a la quiebra a las pymes y manipular los porcentajes de corte obligatorio de manera impredecible, la propuesta de Ley abre la posibilidad de importar el biocombustible para el corte local», remarcó Martelli. Así, según la Cámara, se daría la paradoja de que «Argentina estaría abriendo la puerta a importar biocombustibles de países que tienen vedado con medidas pararancelarias el ingreso del biocombustible argentino».

Por eso, Cepreb pidió a los legisladores nacionales que rechacen la sección de la ley en cuestión. Asimismo, le solicitaron a Milei, al ministro de Economía y al secretario de Energía que convoquen a las empresas pymes elaboradoras de biocombustibles para trabajar en conjunto por los intereses del país.

«Estamos dispuestos a acercar propuestas y trabajar con el gobierno nacional para mejorar todos los aspectos que sean necesarios y de este modo seguir produciendo energía, agregar valor, generar empleo y desarrollar al país», sostuvo Martelli.



Source link

Escanea el código