22/02/2024

el hito de Lacamoire y la increíble seguidilla de desgracias de las dos superestrellas neerlandesas


El argentino hizo un tiempazo en los 1.500 metros, pero no le alcanzó para avanzar. Sifan Hassan y Femke Bol sufrieron dos caídas que costaron muy caro.

El mediofondista Diego Lacamoire, proveniente de Mar del Plata y que venía de consagrarse campeón sudamericano en San Pablo, fue el más destacado entre los seis atletas argentinos que participaron este sábado en Budapest, en la inauguración del Campeonato Mundial de Atletismo

Si bien no tenía posibilidades de acceder a semifinales, dado el espectacular nivel de la prueba, Lacamoire debutó en este nivel y consiguió su mejor marca personal de 3 minutos, 38 segundos y 92 centésimas. Ocupó el 14° puesto en su serie, ganada por el neerlandés Niels Laros con 3:34.25.

El gran favorito es el noruego y campeón olímpico Jakob Ingebrigtsen -actual astro del mediofondo mundial- quien tratará de quedarse con una corona que, un año atrás, le arrebató sorpresivamente el británico Jack Wightman, ausente ahora por lesión.

Fedra Luna y Diego Lacamoire, ganadores dorados en San Pablo y mundialistas en Budapest.


Fedra Luna y Diego Lacamoire, ganadores dorados en San Pablo y mundialistas en Budapest.

El Mundial se había iniciado por la mañana y con retraso de dos horas, debido a una tormenta, con la marcha de 20 kilómetros en la Plaza de los Héroes de la capital húngara. Allí el argentino Juan Manuel Cano, participando por séptima vez en un Mundial, terminó 45° con 1h27m49, convirtiéndose en el “albiceleste” con mayor número de intervenciones mundialistas junto a Jennifer Dahlgren. El campeón fue el español Alvaro Martín con 1:17:32, seguido por el sueco Perseus Karlström con 1h17m39 y el brasileño Caio Oliveira de Sena Bonfim con récord de su país (1h17m47) y logrando por segunda vez esta medalla de bronce, tras la conseguida en Londres 2017.

En lanzamiento del martillo, Joaquín Gómez quedó en la fase clasificatoria con 72,77 metros, mientras que el chileno Gabriel Kehr logró su pasaporte a la final.

Otros tres argentinos hicieron sus debuts mundialistas en distintas eliminatorias: Fedra Luna en los 1.500 metros con 4m19s00, Nazareno Sasia en lanzamiento de bala con 19m51 y Marcos Julián Molina en los 3.000 metros con obstáculos con 8m46s44, sin poder acceder a las rondas siguientes.

Ryan Crouser brilló en el lanzamiento de bala. Foto: Reuters


Ryan Crouser brilló en el lanzamiento de bala. Foto: Reuters

Después de Martín, el primer título que se decidió fue el del lanzamiento de bala, donde el bicampeón olímpico y recordman mundial, el estadounidense Ryan Crouser, impresionó con sus 23,51 metros, quedando la medalla de plata para el italiano Leonardo Fabbri con 22,34 y el bronce para un ex campeón como el estadounidense Joe Kovacs con 22,12.

Los 10 mil metros femeninos tuvieron un final dramático ya que, cuando estaba llegando y “saboreando” el triunfo, la neerlandesa Sifan Hassan se cayó y no lo pudo concretar. Lo aprovechó el trío etíope liderado por Dudaf Tsegay, ganadora en 31m27s18, seguida por sus compatriotas Letesenbet Gidey con 31m28s16 y Ejgayehu Taye con 31m28s31. Hassan buscará desquite en los 1.500 metros.

Sifan Hassan se cae a metros de la meta. Foto: REUTERS / Aleksandra Szmigiel


Sifan Hassan se cae a metros de la meta. Foto: REUTERS / Aleksandra Szmigiel

Y para completar el combo de desgracias para los Países Bajos, Femke Bol, la otra súper estrella del país europeo, también se cayó a metros de la meta en la final de la posta 4×400. Ocurrió cuando peleaba metro a metro con la estadounidense Alexis Holmes por el oro. La decepción fue enorme. Es que las norteamericanas no sólo subieron a lo más alto del podio, sino que establecieron un nuevo récord mundial con un tiempo de 3m08s80.

Femke Bol se desploma a metros de la línea de meta. Foto: AFP


Femke Bol se desploma a metros de la línea de meta. Foto: AFP

Mirá también



Source link

Escanea el código