24/02/2024

El rey Carlos III fue dado de alta de una clínica de Londres, tras haber sido operado de la próstata



El rey de Inglaterra, Carlos III, abandonó este lunes el hospital londinense al que había ingresado el pasado viernes, cuando fue operado de un agrandamiento de la próstata.

El parte oficial dio cuenta que el rey tuvo un “procedimiento correctivo” por una hipertrofia de próstata.

El rey británico salió del London Clinic, ubicado en el centro de la capital inglesa, poco antes de las 15 (hora local) acompañado por la reina Camila, con quien se dirigió caminando hacia el auto que los estaba esperando.

Carlos III, quien ascendió al trono hace 16 meses, fue diagnosticado con una hipertrofia benigna de próstata el 17 de enero después de experimentar síntomas que no fueron revelados.

«El rey recibió esta tarde el alta del hospital tras un tratamiento médico planificado y reprogramó los próximos compromisos públicos para permitir un período de recuperación privada», señaló a través de un comunicado el Palacio de Buckingham.

De 75 años, Carlos III agradeció el trabajo del equipo médico que lo atendió, así como todos los mensajes de buenos deseos que recibió durante los últimos días.

«Su Majestad da las gracias al equipo médico y a todos los que le ayudaron durante su estancia en el hospital, así como a todos los amables mensajes que ha recibido en los últimos días», concluyó el texto oficial emitido desde el Palacio Real.

Una multitud de curiosos y periodistas se agolparon a la salida del hospital para saludar al monarca, que apareció sonriente y en aparente buen estado de salud. Vestido con traje y abrigo negro, el monarca saludó a la muchedumbre que lo esperaba en la salida.

Según publicaron varios medios británicos, Buckingham prevé que Carlos III no participe en actividades oficiales durante un mes para poder completar la recuperación.

Apenas unas horas antes había abandonado ese mismo centro la nuera del rey, Catalina, princesa de Gales, quien fuera sometida hace casi dos semanas a una «cirugía abdominal«, de la que apenas se conocieron detalles.


Catalina, de 42 años, que regresó a su hogar en Windsor para continuar allí la recuperación, «está realizando un buen progreso», según una nota de su casa oficial, el Palacio de Kensington.

El príncipe de Gales, Guillermo, no asumió funciones oficiales todavía, mientras su esposa permaneció hospitalizada y tampoco lo hará durante la convalecencia para acompañarla y cuidar de sus tres hijos, los príncipes Jorge, Carlota y Luis.

Con información de agencias





Source link

Escanea el código