24/02/2024

Estados Unidos anuncia ejercicios aéreos militares en Guyana y Brasil advierte presencia de tropas venezolanas en la región


Una inquietante nube bélica va cobrando forma en el norte del Sudamérica tras el anuncio de Nicolás Maduro, impopular y aislado, de anexionarse la disputada región del Esequibo, en Guyana. El anuncio del dictador venezolano se apoyó en un referéndum de dudosa participación y resultado, el domingo pasado. En respuesta, el gobierno de guyanés convocó al Comando Sur de Estados Unidos, país que este jueves informó que llevará ejercicios militares en la región.

«En colaboración con la Fuerza de Defensa de Guyana, el Comando Sur de los Estados Unidos llevará a cabo operaciones de vuelo dentro de Guyana el 7 de diciembre«, indicó un comunicado divulgado por la embajada estadounidense en Guyana.

«Este ejercicio se basa en compromisos y operaciones de rutina para mejorar la asociación de seguridad entre los Estados Unidos y Guyana, y fortalecer cooperación regional», apuntó el texto.

Brasil sumó tensión con otro anuncio: la movilización de tropas venezolanas en la zona.

El número de soldados venezolanos en la frontera con el estado brasileño de Roraima ha aumentado en los últimos días, en el contexto de las tensiones existentes entre Caracas y las autoridades guyanesas por la soberanía sobre el Esequibo.

Fuentes del ejército brasileño explicaron que el estado de Roraima limita con Venezuela y Guyana, que se disputan desde hace más de un siglo el territorio del Esequibo, rico en recursos petrolíferos, minerales y medioambientales.

El territorio del Esequibo, rico en recursos petrolíferos, minerales y medioambientales.El territorio del Esequibo, rico en recursos petrolíferos, minerales y medioambientales.

Sin embargo, según fuentes brasileñas citadas por la CNN, todavía no hay datos precisos sobre el alcance del despliegue de soldados y equipos militares venezolanos en la región.

En cualquier caso, el ejército brasileño ha ordenado aumentar de 200 a 400 su contingente militar en Boa Vista, capital de Roraima. Además, la base militar de esta ciudad se transformará en un regimiento de caballería con la llegada de 22 vehículos blindados del modelo Guaicurus. Paralelamente, el contingente militar de Pacaraima, en la frontera con Venezuela, pasará de 30 a 130 soldados.

Al comentar este refuerzo, el ministro de Defensa, José Mucio Monteiro, declaró que «nuestras fronteras son seguras y no permitiremos el paso (de tropas venezolanas) por Brasil».

El ministro de Asuntos Exteriores, Mauro Vieira, afirmó durante la reunión de cancilleres del Mercosur que «el mantenimiento de la paz es esencial para el desarrollo económico» de la región y que, por lo tanto, «la necesidad de diálogo» es fundamental para que Sudamérica «continúe por este camino de paz».

El apoyo de Estados Unidos

El secretario del Departamento de Estado norteamericano, Antony Blinken, expresó su apoyo al presidente de Guyana, Irfaan Ali, y a la soberanía del país ante las ambiciones de Venezuela.

Blinken, jefe de la diplomacia de Estados Unidos, «habló con el presidente guyanés, Irfaan Ali, para reafirmar el inquebrantable apoyo de Estados Unidos a la soberanía de Guyana«, expresó en la noche del miércoles el portavoz del Departamento de Estado, Matthew Miller.

«El secretario reiteró el llamado de Estados Unidos a una resolución pacífica de la disputa y a que las partes respeten el fallo de 1899 que determina la frontera terrestre entre Venezuela y Guyana hasta que las partes lleguen a un nuevo acuerdo», agregó el portavoz.

El fallo de 1899, defendido desde Guyana, estipulaba que Venezuela renunciaba al Esequibo, aunque más tarde Caracas se retractó de ello.

El mensaje del Departamento de Estado llegó horas después de una jornada especialmente tensa en relación con el diferendo sobre esta región rica en petróleo de cerca de 160.000 kilómetros cuadrados que Caracas reclama desde 1844, sin haber tenido nunca posesión de ella.

La disputa no causó problemas entre ambos países ni para el resto de la región hasta 2015, cuando se descubrió un gigantesco yacimiento de petróleo -considerado la segunda mayor reserva mundial– en una zona del océano Atlántico correspondiente al área en cuestión.

Tras el fracaso de varias iniciativas para resolverlo, Guyana llevó en 2020 el caso a la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de la ONU, que aceptó intervenir pese a que Venezuela dijo que no reconocía su competencia.

En ese contexto, las autoridades venezolanas convocaron un referendo el domingo pasado para la anexión de Esequibo, en el que el Sí a la anexión habría ganado por más del 95%, según el gobierno de Maduro. Cifras imposibles de corroborar. El Parlamento venezolano, en primera lectura, dio un paso más y aprobó un proyecto de ley destinado a crear allí una provincia.

En medio de las tensiones, el Gobierno de Venezuela acusó a Guyana de haber dado «luz verde» para la instalación de bases militares estadounidenses en la región en disputa, el mismo día en que un helicóptero militar de Guyana con siete personas a bordo desapareció cerca de la frontera con Venezuela, aunque las autoridades guyanesas lo atribuyeron a «las condiciones climáticas adversas». Hasta este viernes, el aparato seguía sin aparecer.

El este conflicto territorial se remonta al siglo XIX, Caracas se apoya en el Acuerdo de Ginebra de 1966 firmado entre el Reino Unido -antigua potencia colonial de Guyana- y Venezuela, en el que reconocían al Esequibo como un territorio en disputa.

Con información de agencias



Source link

Escanea el código