03/12/2023

Fijan nuevas normas para la producción de bioinsumos usados en la protección de cultivos



El Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) incorporó dos nuevas normativas relativas a la industria de insumos biológicos destinados a la producción agropecuaria. Mediante la Resolución 1004/2023 publicada hoy en el Boletín Oficial (BO), el organismo oficializó nuevas disposiciones para el registro de bioinsumos de nivel industrial. Por otra parte, a través de la Resolución 1003/2023 (que se publicará mañana en el BO) fijó condiciones para la inscripción de biopreparados comerciales de escala artesanal que se realizan en el ámbito de la agricultura familiar o micropymes. Las normas son el resultado de un trabajo interinstitucional de los sectores público y privado, y establecen los requisitos para el registro e inscripción de estos productos biológicos, evaluando su eficacia y el cuidado del ambiente, la salud humana y animal.

De acuerdo a lo que informó el Senasa, las dos resoluciones «permiten actualizar y profundizar el procedimiento de registro de bioinsumos destinados a la protección vegetal y nutrición de los cultivos, garantizando los estándares de inocuidad y efectividad». También establece el procedimiento para la aprobación de protocolos para la inscripción de biopreparados.

Asimismo contemplan las condiciones de seguridad e inocuidad en la elaboración y uso de este tipo de insumos agrícolas para aquellos productos elaborados principalmente por cooperativas y pymes, muchas veces con el apoyo de instituciones nacionales y provinciales, y que se comercializan en el mercado interno.

“Ambas normativas surgen de la necesidad concreta del sector y de los usuarios, y están enfocadas en la sustentabilidad de la producción agrícola en sus distintas escalas, periurbana, familiar y extensiva, y en el cuidado de la salud pública”, dijo la presidenta del organismo, Diana Guillén.

En tanto, el director nacional de Protección Vegetal del Senasa, Diego Quiroga, explicó que las dos nuevas normativas son «un nuevo paso para el cuidado del ambiente, de la salud humana y animal» y dan respuesta a las demandas del sector agrícola «para fortalecer el uso de productos biológicos que viene creciendo año a año y complementa la utilización de productos de síntesis química».

Cabe destacar que las normas atravesaron una etapa de consulta pública de 60 días donde se recibieron cientos de aportes y sugerencias, muchas de las cuales se tomaron en cuenta para la redacción de las mismas.

Biopreparados

La resolución referente a biopreparados establece la creación de un inventario de protocolos autorizados por el Senasa, que será de acceso y dominio público, y de una Comisión asesora interinstitucional con participación del Senasa, el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), la Secretaría de Agricultura Ganadería y Pesca de la Nación, el Instituto Nacional de Agricultura Familiar, Campesina e Indígena (INAFCI), representantes de universidades, del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible de la Nación, y de todas aquellas instituciones que la autoridad de aplicación considere pertinente, a fin de analizar propuestas y proponer protocolos dando apoyo técnico a la autoridad de aplicación para su aprobación e incorporación en el inventario.

“Estos productos se aplican en cultivos que luego son alimentos, por lo que la conservación de la inocuidad es el principal aspecto a abordar”, dijo la coordinadora de Agricultura Familiar del Senasa, Lucía González Espinoza. «El beneficio para los consumidores es saber que lo que estamos consumiendo como alimento y con lo que fue tratado, es de origen natural y biológico, y que los riesgos de contaminación son mucho menores», agregó.

Bioinsumos

Los bioinsumos constituyen una alternativa y un complemento al empleo de productos fitosanitarios y fertilizantes de síntesis química, que vienen evidenciando una creciente demanda en el mercado para el manejo de plagas y fertilidad de los cultivos, estimada en alrededor de un 15 por ciento anual, desde hace una década.

La nueva normativa sobre bioinsumos establece y actualiza el procedimiento de registro de estos productos destinados a la protección vegetal y nutrición de los cultivos y, en ese sentido, fija las obligaciones y requisitos técnicos para tal fin.

El objetivo es evaluar los estándares de inocuidad y efectividad de ésta categoría que comprende a cualquier producto que consista o haya sido producido por microorganismos o macroorganismos de origen animal o vegetal, extractos o compuestos bioactivos obtenidos a partir de ellos, y estén destinados a ser aplicados como insumos en la producción agrícola, con fines nutricionales, estimulación vegetal, enmiendas, sustratos, protectores de origen biológico o para la protección del cultivo.



Source link

Escanea el código