24/02/2024

La Corte Suprema de Estados Unidos ya analiza si Donald Trump está inhabilitado para ser candidato


La Corte Suprema de Estados Unidos comenzó a analizar este jueves un caso explosivo que puede tener consecuencias fundamentales para las elecciones presidenciales de 2024: debe decidir si elimina a Donald Trump como candidato de las boletas de Colorado por “insurrección”, al haber estado involucrado en el asalto al Congreso del 6 de enero de 2021. Por lo que se pudo inferir de las preguntas de los magistrados a quienes argumentaron el caso, los expertos consideran que el tribunal podría inclinarse a favor del ex presidente.

El impacto del fallo se extendería en otros estados donde también se debate este tema y por eso la intervención de la Corte es crucial e histórica porque tiene por primera vez en décadas un caso de altísimo y decisivo voltaje electoral, como tuvo en el año 2000 cuando George W Bush y Al Gore se disputaron la presidencia en el Tribunal por un puñado de votos.

La sesión de la Corte duró cerca de dos horas y fue transmitida –solo las voces, no las imágenes– en directo por las principales cadenas de noticias. El país estuvo pendiente porque involucra al candidato ampliamente favorito de republicanos para los comicios presidenciales del 5 de noviembre, cuando debería competir con el demócrata Joe Biden.

Los nueve jueces del máximo tribunal de EE.UU. –cuya mayoría conservadora de 6-3 incluye a tres magistrados nombrados por Trump– escucharon los argumentos a favor y en contra de la decisión de la Corte Suprema de Colorado de eliminar a Trump de la boleta electoral de la primaria republicana por la llamada clausula “insurreccional” de la 14° Enmienda constitucional. Esta disposición de la época de la Guerra Civil prohíbe a cualquier persona que «participe en una insurrección o rebelión» ocupar un cargo público.

Según se desprende de las preguntas formuladas en la Corte, los magistrados parecían inclinados a favorecer al ex presidente, opinan los expertos. Incluso señalaron que el presidente, el moderado John Roberts, parece estar convencido y podría inclinar todo el Tribunal bajo su opinión, observaron. En medio de una serie de preguntas incisivas de los jueces conservadores para los que buscan la descalificación de Trump, Roberts dejó en claro que no cree en la conclusión de que la 14ª Enmienda estaba destinada a permitir que los estados determinaran si un candidato era un insurrecto no elegible.

El ex presidente Donald Trump se mostró optimista. Foto APEl ex presidente Donald Trump se mostró optimista. Foto AP

Las preguntas escépticas de Roberts y también de las del conservador Brett Kavanaugh no son una buena señal para los que aspiran frenar a Trump, porque esos dos jueces son considerados los votos más fáciles para ellos de obtener entre la mayoría conservadora de la corte. La jueza Elena Kagan dijo directamente que sería «extraordinario» que un solo estado influyera efectivamente en las elecciones presidenciales de toda la nación.

A pesar de los indicios, la decisión aún no está lista. Pero Trump se mostró optimista. «Creo que la presentación de hoy fue muy buena. Creo que fue bien recibida, espero que haya sido bien recibida», dijo desde su casa en Florida.

Los tiempos de la Corte

La votación primaria ya está en marcha en algunos estados y por eso se estima que la Corte deberá fallar pronto, sobre todo antes del 5 de marzo, el llamado “Supermartes”, donde votan varios distritos, entre ellos Colorado. Las boletas de ese estado se imprimieron la semana pasada e incluyen el nombre de Trump. Pero su condición de candidato dependerá de lo que decida la Corte Suprema.

Pero la Corte también tendrá otro caso clave para las elecciones en sus manos. A principios de la próxima semana, el máximo tribunal también podría considerar otra apelación de Trump, esta vez contra la decisión de un tribunal inferior de rechazar su demanda de inmunidad presidencial absoluta por sus esfuerzos para anular las elecciones de 2020 luego de sus falsas afirmaciones de fraude electoral.

Estos casos significativos y de mucha carga política pone a la Corte en el centro de la escena electoral como en los tiempos en que se inclinó a favor de Bush. Pero Trump no es Al Gore, que enseguida aceptó su derrota ante la justicia. Dada la habitual negativa de Trump a aceptar las reglas y los resultados de las elecciones y los fallos judiciales, nadie se sorprendería si la Corte se viera arrastrada al barro de la campaña, incluso si Trump es candidato.

Además, el debate llega en un momento en que una gran parte del país ve a la Corte Suprema como un órgano politizado y un porcentaje significativo (más de la mitad de los republicanos) todavía cree en afirmaciones falsas de que las últimas elecciones presidenciales fueron fraudulentas.

El fallo de Colorado marcó la primera vez que la Sección 3 de la 14ª Enmienda -la llamada cláusula de descalificación- se utilizó para considerar que un candidato presidencial no era elegible. La sección 3 prohíbe ocupar un cargo a cualquier «funcionario de los Estados Unidos» que haya prestado juramento «de apoyar la Constitución de los Estados Unidos» y luego «haya participado en una insurrección o rebelión contra la misma, o haya prestado ayuda o consuelo a sus enemigos».

La enmienda fue ratificada después de la Guerra Civil estadounidense de 1861-1865, en la que los estados sureños que permitían la práctica de la esclavitud se rebelaron en un intento de secesión.

Entre otros argumentos, los abogados de Trump dijeron que la Sección 3 no se aplica a los presidentes de Estados Unidos, que la cuestión de la elegibilidad presidencial está reservada al Congreso y que el ex presidente no participó en una insurrección.

La decisión de la corte de Colorado marcó «la primera vez en la historia de Estados Unidos que el poder judicial ha impedido que los votantes voten por el principal candidato presidencial de los principales partidos», según la apelación de Trump.

Los demandantes de Colorado no estuvieron de acuerdo. Ellos enfatizaron las conclusiones del tribunal inferior de que la «movilización, incitación y aliento» intencional de Trump a una turba armada para atacar el Capitolio cumple con la definición legal de la Sección 3.

Los expertos en leyes electorales desean que la Corte decida definitivamente la cuestión clave de si Trump está descalificado bajo la Sección 3 de la 14ª Enmienda, resolviendo el problema en todo el país para que otros estados con desafíos similares a la candidatura de Trump sigan adelante.



Source link

Escanea el código