24/02/2024

La explicación del Gobierno sobre la fuerte suba del precio de la carne


El secretario de Agricultura, Fernando Vilella, señaló hoy que el reciente incremento en los precios de la carne se debe a una «suma de circunstancias» que no están vinculadas con las medidas tomadas por el Gobierno, y destacó que «buena parte de las economías regionales fueron tomadas en consideración» a la hora de decidir que sigan con 0% de retenciones.

«El problema que estamos visualizando en estos días fue que la carne fue el producto que menos aumentó durante los últimos dos años. Además, la sequía fue muy impactante y se perdió una parte del rodeo, lo que genera que vamos a tener unos meses con menos cantidad de oferta», manifestó Vilella esta mañana en diálogo con FM Urbana Play.

El funcionario reconoció que la carne está «en un momento de muy altos precios por una suma de circunstancias», pero remarcó que «ninguna» de ellas está «vinculada con las medidas que recientemente se tomaron».

«El precio que está hoy es un precio que difícilmente se sostenga. Me da la impresión que (la disminución de) el poder adquisitivo va a hacer que se deprima la demanda y esa depresión afectará los precios», estimó.

El precio promedio de la carne vacuna en carnicerías y supermercados de la Argentina aumentó un 50,98 por ciento en los primeros 14 días de diciembre y pone presión sobre todo el resto de los precios.

Así lo indicó un relevamiento de la ONG Derechos de los Usuarios y Consumidores (Deuco), que tomó como base los valores informados por el Instituto de Promoción de la Carne Vacuna (Ipcva) en noviembre, que promediaban los 3.409 pesos por kilo -incluiyendo 16 cortes bovinos y la carne de pollo-, y los comparó con los precios actuales en las 6 principales cadenas de supermercados, que van de los 4.500 a los 5.600 pesos por kilo.

Fernando VilellaFernando Vilella

Del mismo modo, Vilella sostuvo que la suba de retenciones a la carne del 8% al 15% «va a favor de menores costos hacia el (mercado) interior».


En ese sentido, Vilella destacó la decisión anunciada ayer de mantener sin retenciones a 18 complejos exportadores de economías regionales, que originalmente iban a resultar comprendidos por el proyecto de ley anunciado la semana pasada por el ministro de Economía, Luis Caputo.


Producciones como la olivícola, arrocera, de cueros bovinos, láctea, frutícola -con excepción del limón-, hortícola, del poroto, papa, ajo, arvejas, garbanzos, lenteja, miel, azúcar, yerba mate, té, equinos y lana seguirán excluidos del pago de retenciones.


En tanto, en el proyecto de ley que será enviado al Congreso, está previsto un aumento del 0% al 8% para los derechos a las explotaciones del sector vitivinícola, y una suba de 31% a 33% las retenciones a los subproductos de soja (aceite y harina).


En la misma línea, la retención del maíz, trigo, cebada, girasol y sorgo subirá de 12% a 15%.

«Frente a economías regionales que están fuertemente afectadas por esta decisión y que tienen un impacto en la mano de obra y el desarrollo de las áreas donde muchas veces son los únicos puntos de ingreso, estuvimos trabajando durante estos días para formular algunas excepciones y, dentro de ellas, una buena parte de las economías regionales fueron tomadas en consideración», explicó Vilella.

Como parte de esta «reconfiguración», la suba de dos puntos porcentuales para harina y aceite de soja, servirá para compensar «el impacto sobre las cuentas públicas» de la exención de retenciones para las economías regionales.

Afirmó que esto permitirá mantener el objetivo gubernamental de «déficit cero», que es «innegociable para obtener la baja de la inflación y la generación de inversiones que permitan salir del estancamiento que atraviesa hace más de una década la economía argentina».

Por otro lado, descartó que el Gobierno sea partidario de la negación del cambio climático.

«A veces uno tiene que mirar los hechos y quizás no tanto ciertas declaraciones. Argentina acaba de firmar la COP en Qatar. No sólo no se retiró, sino que firmó los documentos como el 90% de los países del mundo», aseveró Vilella.

El secretario, no obstante, cuestionó «el discurso europeo» que «acusa a las vacas del cambio climático».

Evaluó que ese punto de vista es impuesto por «los países que más contaminan del hemisferio norte que son China, Estados Unidos y Europa».

«El 70% de los gases de efecto invernadero son generados por los sistemas energéticos y de transporte; y cuando se pone el foco en las vacas que son el 4% o el 5%, me parece que se desnaturaliza la situación», opinó.

Esa postura aclaró el secretario- «no está vista desde un punto de vista negacionista».

Con información de Télam



Source link

Escanea el código