24/02/2024

La tregua entre Israel y Hamas se extiende pero se complican las negociaciones sobre la liberación de rehenes


Israel y Hamas acordaron este jueves ampliar un día más su tregua temporal, apenas unos minutos antes de que venciera el plazo, y en medio de una creciente presión internacional para que se extienda esta pausa en la guerra.

El jefe de la diplomacia estadounidense, Antony Blinken, llegó una vez más a Israel para pedir más tiempo para enviar ayuda humanitaria a la Franja de Gaza y para que el grupo extremista libere más rehenes.

Inicialmente pactada para cuatro días y prolongada dos más, la tregua expiraba el jueves a la madrugada, pero los países mediadores en este conflicto presionaban para conseguir una extensión que se logró a último momento.

Minutos antes del plazo, el ejército israelí anunció que, «a la luz de los esfuerzos de los mediadores para continuar el proceso de liberación de rehenes, la pausa operativa continuará».

Poco después, el movimiento islamista Hamas anunció en un comunicado un acuerdo para «extender la tregua por un séptimo día».

Pero el cese del fuego iniciado el viernes pasado en Gaza parecía cada vez más tenue, después de que la mayoría de mujeres y niños retenidos por los milicianos fueran intercambiados por prisioneros palestinos.

Ahora crecen las dudas sobre el paradero de los más de cien rehenes que todavía tiene Hamas en su poder, desde el salvaje ataque del 7 de octubre en Israel, donde mataron a más de 1.300 personas y secuestraron a 240.

Fotos de las personas secuestradas por Hamas, en una calle de Tel Aviv, Israel, este jueves. Foto: REUTERS  Fotos de las personas secuestradas por Hamas, en una calle de Tel Aviv, Israel, este jueves. Foto: REUTERS

Mientras se conocía la ampliación del acuerdo el jueves por la mañana, hombres armados dispararon a la gente que esperaba en el lugar donde una importante autopista llega a Jerusalén desde Tel Aviv y mataron al menos a tres personas, según la policía, además de herir a varias más.

Los dos agresores murieron, según la policía. No estaba claro si el ataque era obra de un grupo armado palestino o de personas que actuaban por su cuenta, ni si el suceso afectaría a la tregua en Gaza.

Hay una creciente presión internacional para que la tregua se mantenga todo el tiempo posible, tras casi ocho semanas de bombardeo israelí y una campaña terrestre en la Franja de Gaza que han matado a miles de palestinos, desarraigado a tres cuartos de sus 2,3 millones de habitantes y provocado una crisis humanitaria.

Estados Unidos pide ampliar la tregua

El anuncio de la prórroga se produjo horas después de la llegada a Israel del secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, que estimó que la pausa «está dando resultados» y debería continuar.

«En la última semana vimos la noticia muy positiva del regreso de rehenes a sus casas, con sus familias», dijo Blinken en un encuentro con el presidente de Israel, Isaac Herzog, en Tel Aviv.

El secretario de Estado norteamericano, Antony Blinken, con el presidente de Israel Isaac Herzog, este jueves en Jerusalén. Foto: EFE  El secretario de Estado norteamericano, Antony Blinken, con el presidente de Israel Isaac Herzog, este jueves en Jerusalén. Foto: EFE

«También ha permitido incrementar la asistencia humanitaria a civiles inocentes de Gaza, que la necesitan desesperadamente. Así que este proceso está dando resultados. Es importante, y esperamos que pueda continuar», agregó.

Poco después, el primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, recibió a Blinken para contarle más detalles sobre «la siguiente fase» de la guerra contra Hamas en Gaza.

«El secretario y yo tuvimos la oportunidad de comenzar a tratar los muchos temas de los que queremos hablar», dijo Netanyahu, tras recibir a Blinken en su oficina en Jerusalén, durante un encuentro en el que también se juntaron los miembros del Gabinete de guerra, entre ellos el ministro de Defensa o el jefe de Estado Mayor del Ejército israelí.

El primer ministro israelí agradeció a Blinken «el apoyo desde el principio» de Estados Unidos en «la guerra para eliminar a Hamas».

«Han sido de gran ayuda. Lo apreciamos profundamente, y por supuesto me gustaría hablar con usted de la siguiente fase» en la guerra, agregó el jefe de gobierno, en referencia a los pasos que Israel prevé dar en su ofensiva militar sobre Gaza una vez acabe el alto el fuego temporal, por ahora vigente desde el viernes pasado.

Blinken tenía previsto reunirse con el primer ministro Benjamin Netanyahu antes de ir a Cisjordania ocupada.

Qatar, que ha jugado un papel crucial en las negociaciones con Hamas, señaló que el acuerdo mantenía los mismos términos que hasta ahora, en los que Hamás ha liberado unos 10 rehenes por día a cambio de 30 prisioneros palestinos.

Las negociaciones se habían atascado unas horas antes cuando Hamas dijo que Israel había rechazado una lista propuesta que incluía a siete cautivos vivos y los restos de tres que según el grupo murieron en ataques aéreos israelíes anteriores. Israel dijo que Hamás había enviado una lista mejorada que abrió camino a la ampliación.

Negociaciones cada vez más tensas

Las conversaciones parecían complicarse porque la mayoría de las mujeres y niños retenidos por Hamas han sido liberados. Se espera que los milicianos hagan demandas más exigentes a cambio de hombres y soldados.

Israel dice que mantendrá la tregua hasta que Hamas deje de devolver cautivos, momento en el cual retomará su ofensiva con el objetivo de eliminar al grupo. Las tropas israelíes controlan buena parte del norte del enclave y es probable que una invasión terrestre hacia el sur —donde ahora se concentra la mayoría de la población gazatí— provocara un coste creciente en destrucción y vidas palestinas.

El gobierno de Biden ha dicho a Israel que si lanza una ofensiva en el sur, debe operar con mucha más precisión.

La situación de los rehenes y la conmoción causada por el ataque del 7 de octubre han blindado el apoyo israelí a la guerra. Sin embargo, el primer ministro, Benjamin Netanyahu, también enfrenta una fuerte presión para que lleve a los rehenes a casa y podría tener dificultades para reanudar las hostilidades si hay una posibilidad de más liberaciones.

Destrucción en Rafah, Franja de Gaza, tras los bombardeos de Israel. Foto: AP  Destrucción en Rafah, Franja de Gaza, tras los bombardeos de Israel. Foto: AP

La tregua inicial, que comenzó el viernes y ya se había extendido una vez, pide la liberación de mujeres y niños. Las autoridades israelíes dicen que los milicianos en Gaza aún retienen a unas 20 mujeres, que serían liberadas en los próximos días si los intercambios continúan al mismo ritmo.

Después, mantener el cese el fuego depende de negociaciones más duras sobre la liberación de unos 126 hombres que Israel calcula siguen cautivos, incluidas varias docenas de soldados.

Se espera que Hamas pida intercambios equivalentes para los hombres, especialmente los soldados, como la liberación de hombres palestinos o detenidos conocidos, un acuerdo al que Israel podría resistirse.

Por ahora, la mayoría de los palestinos liberados han sido adolescentes acusados de arrojar piedras y bombas incendiarias en confrontaciones con fuerzas israelíes. Varias eran mujeres condenadas por cortes militares de intentar atacar a soldados. Los palestinos han celebrado la liberación de personas que consideran se resistieron a las décadas de ocupación israelí en tierras que reclaman para formar un estado.

Hasta el miércoles se había liberado a 73 israelíes, incluidos algunos con doble nacionalidad, y a 24 personas con otras nacionalidades. Hamas había liberado a cuatro rehenes antes del cese el fuego y el ejército israelí rescató a otra. Dos más fueron encontrados muertos en Gaza.

Más de 13.000 palestinos, unos dos tercios mujeres y niños, han muerto en el bombardeo y la invasión terrestre israelí en la Franja de Gaza, según el Ministerio de Salud del territorio controlado por Hamás. La cifra no diferencia entre civiles y combatientes.

La cuenta real probablemente es mucho más alta, ya que las autoridades la han actualizado esporádicamente desde el 11 de noviembre debido al colapso de los servicios en el norte. El ministerio señala que hay miles de desaparecidos y se teme que estén muertos bajo los escombros.

Israel dice que 77 de sus soldados han muerto en la ofensiva terrestre. Afirma que ha matado a miles de milicianos, sin suministrar pruebas.



Source link

Escanea el código