24/02/2024

proyectan una cosecha récord de maíz en la principal región agrícola


Con la llegada del fenómeno climático El Niño durante la pasada primavera, quedó atrás la sequía más severa en 60 años y las abundantes lluvias le cambiaron la cara al campo argentino. En la zona núcleo, la de mayor productividad del país, el maíz, tanto de fecha temprana como tardía, se desarrolla favorablemente y hay optimismo entre los productores que esperan superar el récord de 115 quintales por hectárea.

Los lotes del cereal sembrados en septiembre que se encontraban en condiciones de muy buenas a excelentes aumentaron de un 80 a un 95 por ciento. “Hace años no se veían los maíces en estas condiciones”, señalan los ingenieros informantes de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR)

Muchos ya se entusiasman con la idea de superar los 15 millones de toneladas en la región pero para eso, el rendimiento medio tendría que ser mayor a 115 quintales por hectárea. «Lo más cerca que estuvimos de ese rinde fue en el ciclo 2018/19 con 110,9 quintales por hectárea», recuerdan los técnicos de la Guía Estratégica para el Agro (GEA) de la BCR Marina Barletta, Florencia Poeta y Cristian Russo en su informe semanal.

Las probabilidades de quebrar ese registro histórico en 2024 son altas. «Hoy con cinco años de mejoras genéticas y de manejo, y con casi todo el el maíz temprano muy bueno a excelente, la respuesta es que sería muy probable superar los 115 quintales por hectárea»; sostuvo Russo.

En Pergamino, los ingenieros agrónomos aseguran que “hace años no se veían los maíces en estas condiciones” y en la localidad santafesina de Carlos Pellegrini están confiados en alcanzar los 130 quintales de promedio este año. En tanto, los productores de Marcos Juárez, estiman pisos promedios de 100 quintales.

La última semana, en algunos lotes donde ya comenzaba a escasear el agua, las lluvias permitieron mejorar la condición de los cultivos y, según la GEA, actualmente el 95 del maíz temprano de la región núcleo se encuentra entre excelente y muy bueno.

«Hace un año, para esta misma fecha, se perdían 60.000 hectáreas por la falta de agua y había un 35 por ciento del área sembrada regular a mala», repasaron los especialistas de la BCR. Hoy no hay ningún lote en estado malo, ni siquiera regular. Los cultivos que peor se observan son calificados de buenos y constituyen un 5 por ciento de la superficie total.

En el caso del maíz tardío, el 85 por ciento está entre excelente y muy bueno.

Por eso, la BCR sostiene su proyección de producción del cereal de 14 millones de toneladas pero advierte que, tiene «mucho optimismo de superar el récord productivo de 15 millones de toneladas» que se alcanzó en las campañas 2018/19 y 2019/20.

Reservas deagua útil en zona núcleo al 18 de enero de 2024. Fuente: Bolsa de Comercio de Rosario.Reservas deagua útil en zona núcleo al 18 de enero de 2024. Fuente: Bolsa de Comercio de Rosario.

Las reservas de agua muestran hoy un cambio rotundo respecto de enero 2023. Según la BCR, se pasó «del infierno al cielo». Hace un año, todos los suelos de la región estaban en los niveles más bajos de agua útil (medido en el primer metro del suelo para una pradera permanente). «Los cultivos de la región hace un año atravesaban el verano como el Dante de la Divina Comedia el infierno: del primer círculo y la imposibilidad de sembrar por falta extrema de humedad al octavo círculo donde se perdía el 80 por ciento de la producción de soja y el 75 por ciento de la de maíz», detallaron Russo.

Hoy, los niveles de agua se recompusieron en todo el territorio, incluso hay áreas con excesos hídricos. «Si bien la recuperación ha sido gradual, y se viene afianzando desde el mes de octubre, las lluvias en lo que va de enero le han puesto un broche de oro con acumulados que en tan solo quince días han duplicado las medias estadísticas mensuales (entre los 100 a 150 milímetros)», detalló el ingeniero.

Dentro de los sectores más beneficiados, se encuentra el sur de Córdoba, donde los acumulados alcanzaron valores cercanos a los 200 milímetros en lo que va del mes, esto es cinco y hasta seis veces más de lo recibido en 2023 durante el mismo periodo.

En el este y el sudeste de Córdoba, el estado actual de humedad del suelo es de abundante a excesiva. Mientras que en el noroeste de la zona núcleo, la humedad mejoró levemente y actualmente van de regulares a escasas, según el relevamiento de la GEA.



Source link

Escanea el código