24/02/2024

vecinos de la región que emigraron cuentan sus experiencias


Los datos surgen del Instituto Nacional de Estadística de España que marca además que la cifra viene subiendo ya que en el primer semestre del 2021 llegaron 20.991 argentinos, en el 2020 – pandemia mediante – fueron 8.896, en tanto que en el 2019 arribaron 17.108 personas. En ese marco, El Diario Sur consultó a vecinos de la región que se fueron a probar suerte al país ibérico para conocer sus experiencias en primera persona.

“Yo tenía la nacionalidad desde los 16 y siempre fue una posibilidad que me planteé a partir de los 24 o 25, es como que lo empecé a tomar como más certero. Finalmente me instalé en agosto de 2022, es decir, hace casi un año y 5 meses”, explicó Mariano Santos Chamale, vecino de San Vicente de 34 años, en diálogo con El Diario Sur.

11 chamale.jpeg

“Fundamentalmente, era una intención que yo tenía, que coincidió lamentablemente con cosas que a mí ya de mi trabajo allá no me gustaban, con cuestiones económicas que se complicaban a pesar de tener trabajo y de estar bien económicamente en general”, agregó Mariano que en Argentina trabajaba como periodista y docente en colegios como el Instituto San José y ahora se desempeña como administrativo en una empresa de salud.

Por su parte, Juan Martín Bortolazzo, que tiene 33 años y también es oriundo de San Vicente comenzó a pensar en la idea de irse a España allá por el 2019. “Un amigo se había ido para allá hace 10 años, había trabajado en la parte tecnológica que es donde trabajo yo, y me empezó a guiar en qué estudiar, qué certificaciones completar, cómo completar el LinkedIn para que pudiera tener una oportunidad en una empresa española”, relató.

“Empecé a buscar trabajo en España desde Argentina y a finales del 2021 me contactaron de la empresa, en la última entrevista el gerente me explica que me tenía que ir para allá. No podía trabajar desde casa”, comentó Bortolazzo, que empezó a trabajar en Tecnofor, que realiza soluciones tecnológicas para empresas.

11 bortolazzo.png

Juan Martín Bortolazzo vive en las afueras de Madrid.

Juan Martín Bortolazzo vive en las afueras de Madrid.

Los dos vecinos viven en Madrid. Mariano en el barrio San Juan Bautista más cerca del centro de la capital española, mientras que Juan Manuel pasa sus días en Getafe, una localidad que queda a 25 km del centro madrileño.

En cuanto a la adaptación, Santos Chamale relató: “Yo me he encontrado españoles muy dados, muy bien, pero en general son de marcar una distancia”. “Yo nunca dejé que esa cuestión me afectara porque en mi trabajo, en una empresa de salud, se ve que hay muchas personas que no les caen bien los extranjeros. Yo trato a todas las personas por igual así que espero que lo hagan conmigo también”, agregó.

En cambio, Bortolazzo tuvo una experiencia algo distinta. “Me esperaba que fuesen súper fríos, que iba a perder lo que es el mate, el asado y todo. Y bueno, nada que ver”, comentó. “Me llevaron como profesional. Y no te tratan tan mal. Por ahí, quizás otros amigos que trabajaron como mozos tuvieron una mala experiencia”, completó.

La ciudadanía española, primordial para desarrollarse en el país

Un punto a favor para aquellos que quieran vivir en España es contar con la nacionalidad española, que la pueden obtener aquellos argentinos que cumplan con algunos de los siguientes requisitos:

  • Ser hijo de padre o madre nacidos en España
  • Ser hijo o nieto de españoles que debieron exiliarse durante la dictadura franquista (1936-1975)
  • Ser hijo de mujeres que perdieron la nacionalidad española por casarse con un extranjero antes de la aprobación de la actual Constitución en 1978.
  • Ser hijo o nieto de aquellas personas que obtuvieron la nacionalidad española por la Ley de Memoria Histórica de 2007.

Mariano Santos Chamale – Trabaja como administrativo en una empresa de salud

“Me he encontrado españoles muy dados, pero en general son de marcar una distancia. Se ve que hay muchas personas que no les caen bien los extranjeros”. “Me he encontrado españoles muy dados, pero en general son de marcar una distancia. Se ve que hay muchas personas que no les caen bien los extranjeros”.

Juan Martín Bortolazzo – Trabaja en una empresa de tecnología

“Me esperaba que fuesen súper fríos, pensé que iba a perder lo que es el mate, el asado y todo. Pero la verdad, nada que ver”. “Me esperaba que fuesen súper fríos, pensé que iba a perder lo que es el mate, el asado y todo. Pero la verdad, nada que ver”.

Leé también: Tren Roca: cómo funcionará en Año Nuevo





Source link

Escanea el código