28/05/2024

«Pegó a traición», «fue la primera vez que perdí» y «me quedé con las ganas de darle»


El mundo Boca esta en vilo por el partido de este martes ante Estudiantes de La Plata, por las semifinales de la Copa de la Liga Profesional del Fútbol argentino y por los próximos enfrentamientos del equipo de la Ribera en la Copa Sudamericana. Pero quien apareció en escena en las últimas horas, es el ex defensor del conjunto argentino, Carlos Augusto Zambrano.

Gané cinco título en tres años. Y ahora, pregunta cuántos hay desde que me fui. Boca no ganó ni uno“, comenzó bromeando el defensor peruano sobre el palmarés xeneize a más de un año de su salida en condición de agente libre. Si bien esta declaración no cayó de buena manera entre los hinchas de Boca, lo más importante del testimonio fue su versión de la pelea en pleno túnel de vestuario con Darío Benedetto.

«Fue la primera vez que perdí. Si me pegas, yo voy para adelante. No tengo problema. Pero fue a traición. Se equivocó, lo reconoció en su momento pero yo me quedé con la espina», arranca el relato del central de 34 años.

«Esa huevada se resuelve ahí calentito, yo quería resolverlo ahí. Pero entró al camerino y me pidió disculpas llorando. Se equivocó y toda la gente sabía que se había equivocado. Él estaba adelante mío, tirando mierda. Yo le decía: ‘deja de decir huevadas, siempre la misma mierda contigo. Si vas a decir algo, dilo en el camerino. No adelante de la gente, donde todas las cámaras te están viendo’. Siempre le tira mierda a la defensa, estábamos jugando contra Racing», continuó contando Zambrano durante su paso por el Podcast en Perú.

«El túnel inflable, el seguía hablando huevadas y yo atrás refutándole todo. Ya estaba todo caliente, nos hablábamos con palabras muy altas. Y ahí volteo y bum, me dio uno de arranque. Yo quiero reaccionar, uno se va para adelante directo, pero los compañeros se meten a separar. Nos habíamos trenzado un poquito, pero uno se queda con la espina. Mis compañeros me decían: ‘tienes que mecharlo’. La lógica. Pero, ¿Que iba a hacer? Estamos entrando el camerino, estaban los dirigentes, estaba el entrenador, faltaba el segundo tiempo», dijo el actual central de Alianza Lima, en cuanto al momento en el que Benedetto se da vuelta, le pega y los compañeros los separan para que no se arme revuelo dentro del túnel.

«En el camerino, el profesor estaba hablando y dando la charla y yo solo lo miraba a él. La huevada es que teníamos que salir al campo nuevamente y esta huevada no se iba a quedar así. Después salimos al campo u se comenzó a hinchar mi cara. A mí no me importa lo que piense la gente. Pero es incómodo que dos compañeros se peleen. Se ve muy feo en un equipo. Quedó muy mal, se volvió un puterío todo eso», siguió contando el defensor de la Selección de Perú.

Así quedó el pómulo de Zambrano, luego del golpe que le dio Darío Benedetto en el entretiempo del partido con Racing. Foto: TyC SportsAsí quedó el pómulo de Zambrano, luego del golpe que le dio Darío Benedetto en el entretiempo del partido con Racing. Foto: TyC Sports

«Después yo pensaba que iba a llegar el momento para darle la ‘sin razón’. Pero nunca llegó. No llegó el momento. Porque en el entrenamiento él era más cordial conmigo. Igual dije, en algún momento iba a haber enfrentamientos delantero – defensor. Estaba esperando el momento, pero no, no me presionaba», señaló Zambrano, haciendo alusión a que se quedó con la espina de no poder devolverle el golpe que le propició el delantero argentino.

«Quedó ahí, son cosas del fútbol que no deberían darse”, concluyó el oriundo de la ciudad de Callao, Perú.



Source link

Escanea el código