13/04/2024

La Guapa Fm

LRV 727

sin filtro, Ruggeri contó por qué dejó de ser hincha de Boca y se hizo fanático de River


Oscar Ruggeri, campeón del mundo con la Selección Argentina en 1986, año donde también levantó la Libertadores y la Intercontinental con River Plate, se sinceró y expresó su amor por el Millonario, contrariando la relación con Boca Juniors, club del cual “dejó de ser hincha”. ¿Por qué?

El defensor central llegó en 1985 a River, luego de irse libre del Xeneize lo que provocó una gran polémica en el Mundo Boca. A pesar de haber realizado todas sus inferiores allí, Ruggeri encontró un panorama más amplio en la vereda de enfrente y no tardó en notar las diferencias.

Fue la mejor decisión de mi vida venir a River, estuve tres años y medio y fui feliz”, relató el ex defensor en una entrevista con La Página Millonaria. Puesto que en esa década los de Núñez tenían un mejor presente, al ex futbolista le tocó vivir años dorados allí.

“Fueron los mejores momentos que viví en mi larga carrera porque no perdimos, todo lo que jugamos lo ganamos. No es normal estar en un club dos años, tres años y ganar todo, fue una locura”, razonó.

Claro, Oscar Ruggeri conserva el título de Primera División 85/86, la Copa Libertadores 1986, la Intercontinental 1986 y la Interamericana 1987; a pesar de haber tenido una buena actuación en el exterior, confesó que “me dolió cuando me fui a Logroñés”, club que le permitió llegar al Real Madrid.

Ruggeri con Caniggia, dos de las figuras de equipazo que tenía River.Ruggeri con Caniggia, dos de las figuras de equipazo que tenía River.

La gran discrepancia que notó con Boca Juniors fue el nivel que tenía un club respecto al otro. “Cuando llegué a River me pareció que llegaba a Europa, y no me equivoqué”, explicó haciendo referencia a la situación positiva actual del club a nivel institucional.

Pero no se quedó ahí, Ruggeri trazó las grandes diferencias que vivían los clásicos rivales hacia mediados y fines de los 80. “En Boca nos pintábamos los números en la camiseta, no concentrábamos, cada uno iba con su auto, nos encontrábamos una hora y media antes para jugar un partido, era una cosa de locos”, contó y destacó que “en River era todo lo opuesto”.

Oscar Ruggeri, que convirtió goles en cada una de las temporadas que disputó en su carrera, siguió con los elogios a aquel equipo que conformó con la banda roja. “Nosotros sabíamos que íbamos a ganar, era tremendo equipo en todas las líneas, desde el arquero hasta los suplentes. Bueno, si empiezo a nombrar, estaba el Beto Alonso en un momento de suplente… Imaginate. En ese equipo teníamos a Nery (Pumpido), estaba yo, el Tolo Gallego, el Negro Enrique y el Beto Alonso… ¡Teníamos a cinco campeones del mundo! ¡Era tremendo!”, ensalzó.

El ex DT de Independiente y San Lorenzo fue claro: “Dejé de ser de Boca y soy hincha de River, quiero que le vaya muy bien y quiero que a este presidente le vaya muy bien”.

Por primera vez, Ruggeri habló como hincha de River y vaticinó lo que se viene: “Me encanta Martín Demichelis y quiero que le vaya muy bien pero el problema está en el medio. No estamos encontrando la mitad de la cancha”.

Y recordando su paso dorado por Núñez agregó: “Falta ese River que te llevaba por delante y que podían apretar los delanteros, que no te dejaban salir porque te asfixiaban, los delanteros no te dejan tocar la pelota de atrás, la tenías que tirar y dividirla, los defensores jugaban en la mitad la cancha y te presionaban. Me parece que le está faltando eso”.

Debido a las múltiples críticas que recibe Demichelis en base a su criterio futbolístico, planteo táctico y su forma de relacionarse con el ambiente riverplatense, la lluvia de críticas no tarda en llegar en cada uno de los partidos; por eso, el cabezón salió a bancarlo. “Se paró ahí, tiene presencia, es buena persona, me encanta y ojalá que le vaya muy bien”, valoró destacando la dura decisión de reemplazar a una figura imponente y ganadora como el antecesor Marcelo Gallardo.

Por último, también destacó al cuerpo técnico que acompaña al entrenador y a cómo lo acompañan. “Por ejemplo el otro día cuando Demichelis gritó el gol en Córdoba, que fue un desahogo normal, Pinola lo abrazó rápido y se lo quiso llevar. Esos detalles valen”, remarcó.



Source link

Escanea el código