13/04/2024

La Guapa Fm

LRV 727

A los 86, tuvo un debut a lo grande



Atanor es una marca reconocida y bien posicionada en el mercado de fitosanitarios de la Argentina. Pero hasta ahora tenía un perfil relativamente bajo. Tal es así que la reciente edición de Expoagro fue la primera en la que participó, tras una trayectoria de 86 años en el país.

El debut fue a lo grande, con una infraestructura de alta dimensión y siete áreas temáticas. Planteó soluciones por cultivo, un área sembrada con soja, maíz y girasol, dispuestos de tal forma para mostrar y explicar la paleta de soluciones en herbicidas, fungicidas e insecticidas para los diferentes cultivos.

También hubo un Espacio para el Programa Campo Limpio, dedicado a la concientización e incentivo del recupero de envases vacíos de productos fitosanitarios y relanzaron ATANOR XL, una línea de grandes contenedores (IBC – 1000 litros) en el que este año, además de glifosato, se ofrecerá cletodim s-metolacloro, glufosinato, clorotalonil y fomesafen. En el sector de aplicaciones efectivas se exploraron las variables a tener en cuenta para que una aplicación de productos de protección de cultivos sea efectiva.

Además hubo espacios corporativos, comerciales y dedicados a asesores agronómicos, contratistas, aplicadores, distribuidores y productores que buscan mantenerse actualizados en el manejo de malezas, enfermedades e insectos.La apuesta del staff nacional, renovado en los últimos años, contó con la presencia del CEO global, Kurt Pedersen Kaalund, en clara señal de respaldo al equipo que conduce Nicolás Winschel, presidente y CEO de Latinoamérica Sur de Albaugh, la empresa global dueña de Atanor, que es líder en la producción y comercialización de productos para la protección de cultivos, con presencia en más de 80 países.

Entrevistado por Clarín Rural, Pedersen afirmó que “el agro de Argentina es ultra competitivo en el mundo y juega un rol fundamental en los principales cultivos, como soja, maíz, girasol y trigo”. Tuvo en cuenta que la competitividad de nuestro país ha variado a través de los años y cree que “con una macroeconomía más equilibrada, la Argentina va a volver a participar mucho mejor en un mundo integrado de la mejor manera”.

Pedersen consideró que “desde Atanor esperan que la Argentina siga siendo una potencia del agro mundial”. Dijo que “en general trata de mantenerse ajeno a las cuestiones políticas, pero en este caso, estando tan cerca de los productores, alentamos que se integren al mundo como el mejor camino para ser competitivos”.

Al respecto, puntualizó que “para la producción de fitosanitarios necesitan traer insumos básicos, tecnologías y servicios, por lo cual requieren que sea más fluida la integración”.

En Argentina, Atanor cuenta con tres plantas productoras de fitosanitarios para abastecer la demanda local y también de la región.

La planta de Pilar, Buenos Aires, desde el año 2000 sintetiza y formula herbicidas a base de glifosato con la más moderna tecnología y los mejores estándares de calidad a nivel mundial. La planta de Río Tercero, Córdoba, se promociona como la única planta en Sudamérica que sintetiza la molécula 2,4-D, base de formulaciones herbicidas de amplia adopción.

Y la de San Nicolás, cercana al predio estable de la Expo, es “la única planta del Mercosur que sintetiza la molécula de atrazina. Además, allí se formulan una gran variedad de herbicidas, fungicidas e insecticidas, sobre la base de diferentes principios activos, bajo los más altos estándares de tecnología y calidad internacional.

Winschel afirmó que vienen invirtiendo fuerte en tecnología y servicios. En Río Tercero tienen un plan de inversiones por US$90 millones que ya va por la mitad. Desde allí buscan no sólo abastecer el mercado local de 2,4 D sino también exportar a Estados Unidos.

Winschel destacó que se está relanzando Atanor en la Argentina en dos aspectos, el corporativo, como parte del Grupo Albaugh, para el posicionamiento de la compañía. A su vez, ponderó la evolución en las innovaciones de productos de la marca Atanor en la Argentina, con fuerte presencia de mercado e historia con los productores.

“En el último año crecimos mucho en market share, especialmente en volumen pero también en valor”, afirmó. Y están muy entusiasmados en esta nueva etapa.

Entre las novedades, citó a los envases de 1.000 litros Atanor XL, con los cuales buscan “romper el mito de que hace falta un productor de 5.000 hectáreas para usar estos envases, que reducen en un 95% el uso de plásticos y las complejidades que implica la gestión de envases vacíos de fitosanitarios. A su vez, eso lleva a que nuestros distribuidores tengan la posibilidad de tener unas pequeñas plantas fraccionadoras, adonde llegaremos con camiones cisternas, como si fuera combustible, dejaremos los principios activos y ellos harán el refill de los Atanor XL”.

Subrayó que las tres plantas instaladas en la Argentina participan de un programa enfocado en la calidad del producto y la sustentabilidad del medio ambiente y se posicionaron en el top ten nacional en 2023: primera la planta de Pilar, tercera la de Río Tercero y sexta la de San Nicolás.

También ponderó las condiciones de empleabilidad. “Certificamos como una gran empresa para trabajar y en este relanzamiento de la compañía con gran expectativa de inversiones y crecimiento, estamos atentos a nuevos colaboradores con un expertise diferente. Buscamos talento, atrayéndolo a partir de compartir cómo trabajamos”.

En relación a la tendencia de los productos biológicos, indicaron que “en Argentina no se ha desarrollado tanto porque se practica una agricultura más extensiva que intensiva”. Creen que en algún momento eso va a tener más penetración y queremos acompañar esa evolución de mercado.

Sobre ello, Pedersen consideró que “desde hace años, Albaugh tiene en su porfolio productos biológicos, como por ejemplo uno que se utiliza para las primeras etapas del cultivo. Con el tiempo seguiremos integrándolos, sobre todo en los insecticidas porque en los herbicidas los biológicos todavía tienen un gran camino por recorrer”.



Source link

Escanea el código