Creció la hacienda en los corrales y hay preocupación sobre un insumo clave



El número de animales en los feedlot aumentó un 12 por ciento en mayo con respecto al mes anterior, llegando a 1.960.000 cabezas. Este mayor ingreso se debe a la salida de hacienda de los campos ante la llegada de las heladas y a la necesidad de liberar los lotes para comenzar la siembra de trigo.

Otra de las razones, según indicó la Cámara Argentina de Feedlot (CAF), es que en el quinto mes del año se produjeron numerosos remates físicos y televisados, los cuales ofrecieron alargamiento de los plazos de pago. Esto, sumado a la baja de tasas y al costo financiero, potenciaron los movimientos de la invernada.

Por su parte, las salidas hacia faena desde los engordes tuvieron en mayo un flujo mayor al del año 2022 pero inferior al del año pasado cuando los corrales se encontraban sobreocupados como consecuencia de la sequía. Por caso, el actual stock de hacienda en los feedlot es un 3 por ciento menor al de la misma fecha de 2023.

De acuerdo con la CAF, el negocio muestra «una relación de compra/venta que si bien se mantiene cerca de la paridad comienza a deteriorarse» debido a la pérdida de valor del gordo que se registró en las últimas semanas.

Pero hay algo que este año preocupa a los feedloteros y es saber si habrá suficiente disponibilidad de alimentos, especialmente en las regiones donde la enfermedad spiroplasma arrasó con grandes superficies de maíz.

Por el lado de los terneros, anticipó la CAF, la zafra actual «estará marcada por los costos de alimentación, la estructura del ciclo y fundamentalmente por la situación de la demanda en los primeros meses de la segunda mitad del año». Esto último dependerá de la evolución del consumo interno, que se encuentra muy caído, y de lo que pueda traccionar la exportación con mayores precios y mejores condiciones para la industria.



Source link

Escanea el código