quién es el agresor de la primera ministra de Dinamarca


Un ciudadano polaco de 39 años quedó en prisión preventiva este sábado por la agresión que sufrió el viernes la primera ministra de Dinamarca, Mette Frederiksen. Las autoridades aseguraron que el ataque no estuvo motivado por las elecciones parlamentarias europeas y lo definieron como un «acto aislado y espontáneo».

El juzgado de Frederiksberg decretó la prisión preventiva hasta el 20 de junio. El individuo, acusado de agresión contra un funcionario público, negó los cargos. Según el informe policial, estaba claramente influido por el alcohol y otras drogas cuando fue detenido, un minuto después de golpear con el puño a Frederiksen en un brazo y empujarla.

«Lo vemos como un acto aislado y espontáneo, y en este momento no tenemos como hipótesis de nuestra investigación que se tratara de un ataque planeado contra la primera ministra «, afirmó la inspectora de la Policía de Copenhague, Trine Møller, a la agencia Ritzau.

Un médico definió al sospechoso como un desequilibrado mental.

Frederiksen fue atendida el viernes a la noche en el Hospital del Reino de Copenhague y se le diagnosticó un «latigazo cervical leve», informó la oficina de la primera ministra.


Para este sábado se canceló la participación prevista de la primera ministra en actos en Herlev, Rødovre, Roskilde, Holbæk y Slagelse.

La primera ministra de Dinamarca, Mette Frederiksen, fue atacada en la capital. Hay un detenido. Foto AFPLa primera ministra de Dinamarca, Mette Frederiksen, fue atacada en la capital. Hay un detenido. Foto AFP

Durante el interrogatorio, el individuo, que reside en Dinamarca desde 2019 (otras versiones indican que vive allí hace unos meses), admitió haber reconocido a Frederiksen y dijo no recordar mucho de lo ocurrido, pero negó haberla golpeado.

Ante el juez, el detenido hizo una declaración insólita: a través de un intérprete, mostró su simpatía por Frederiksen y aseguró que era una «muy buena» primera ministra.

«Por el momento nuestra hipótesis principal no es que fuera un acto con motivación política. No tenemos más comentarios sobre el caso», había señalado la Policía en su cuenta en la red social X.

Dos testigos, Anna Ravn y Marie Adrian, dijeron al diario BT que vieron a un hombre caminar hacia Frederiksen y luego “empujarla con fuerza en el hombro para que se apartara”. Destacaron que la primera ministra no se cayó.

Otro testigo, Kasper Jørgensen, comentó al periódico amarillista Ekstra Bladet que un hombre bien vestido, que parecía formar parte de la unidad de protección de Frederiksen, y un policía derribaron al presunto agresor.

«Democracias libres de amenazas», el pedido del primer ministro británico

El incidente provocó numerosas reacciones de condena y de solidaridad con la agredida por parte de miembros del Gobierno danés y de los líderes de los principales partidos políticos locales y de las instituciones de la Unión Europea.

El primer ministro británico, el conservador Rishi Sunak, dijo que «la violencia no tiene cabida en la política» al desear una «rápida recuperación» a Frederiksen. En un mensaje colgado en su cuenta de X, el líder conservador señaló que «las democracias deben estar libres de intimidación y amenazas».

El primer ministro sueco Ulf Kristersson declaró que “un ataque a un líder democráticamente electo es también un ataque a nuestra democracia”. Su homólogo finlandés Petteri Orpo condenó firmemente “todas las formas de violencia contra los líderes democráticamente electos de nuestras sociedades libres”.

Frederiksen, de 46 años, ocupa la jefatura de gobierno desde junio de 2019: la primera legislatura, al frente de una coalición de centroizquierda; y desde diciembre de 2022, a la cabeza de un ejecutivo de centro con dos fuerzas de derecha.

El ataque sembró preocupación, ya que se cometió menos de un mes después de la balacera contra Robert Fico, el primer ministro de Eslovaquia. Fico estuvo internado en grave estado tras la agresión del 15 de mayo. Y este miércoles dio un mensaje a la población, en el que acusó a la oposición y a la injerencia extranjera por el episodio de violencia extrema.

Con información de agencias





Source link

Escanea el código