un tiroteo dejó cuatro heridos y el agresor escapó



Luego del hecho ocurrido este viernes en una plaza de la ciudad alemana Mannheim, donde un hombre apuñaló a seis personas, un tiroteo dejó al menos cuatro heridos este sábado en la localidad de Hagen, al oeste del país. El presunto agresor se dio a la fuga e investigan un posible caso de violencia de género.

Una de las víctimas del tiroteo es la esposa del presunto atacante, informó la policía de Renania del Norte-Westfalia, por lo que todo apunta a que se trata de un posible caso de violencia machista.

«La policía busca con urgencia al agresor. Con anterioridad había herido a varias personas. Una de sus víctimas es su esposa», informaron las fuerzas del orden en la red social X.

El incidente violento es el segundo ocurrido en menos de 24 horas, tras el ataque a cuchilladas que tuvo lugar el viernes en una plaza céntrica de la ciudad de Mannheim y cuyo objetivo principal habría sido un político que se autoproclama anti Islam. Por eso, en un primer momento, la noticia del tiroteo había llevado a especulaciones sobre un posible atentado terrorista.

El presunto atacante se dio a la fuga después de disparar con un arma de fuego contra cuatro personas en una vivienda particular y en un salón de peluquería de Hagen, en la región de Renania del Norte – Westfalia.

Según el tabloide Bild, el presunto agresor disparó a la cabeza a su mujer, embarazada, que en un primer momento se encontraba en estado crítico a consecuencia del ataque, pero que finalmente pudo ser estabilizada por los médicos.

Una segunda víctima tampoco corría ya peligro, mientras que los otros dos heridos eran de carácter leve.

En el suceso del viernes las víctimas fueron seis, entre ellas uno de los agentes de policía que intentaron reducir al sospechoso y que «fue apuñalado varias veces desde atrás en la zona de la cabeza». Además, resultó herido el agresor.

Este sábado también un diputado de la oposición resultó herido al ser agredido mientras participaba de un acto de campaña para las elecciones al Parlamento Europeo. Se trata del cristianodemócrata alemán Roderich Kisewetter, portavoz de la oposición conservadora para temas de defensa y seguridad.

El acto se desarrollaba en localidad de Aalen, en el estado federado de Baden-Württemberg (sur de Alemania). «De repente, no llevaba allí ni cinco minutos, vino lanzado por el costado, me gritó y me tachó de belicista», declaró después en relación al atacante el propio Kiesewetter, conocido por su respaldo al apoyo militar a Ucrania, al portal regional ‘schwäbische.de». Después me empujó y al irse tiró de la carpa debajo de la que estábamos», agregó el diputado de la Unión Cristianodemócrata (CDU).

Cuando intentó grabar con el móvil a su agresor, que según los medios es un político local, éste corrió hacia él, le golpeó y le empujó de nuevo contra un macetero.



Source link

Escanea el código