29/05/2024

Pedro Cachin volvió a festejar después de 8 meses y dio el primer paso en Madrid


Tras más de ocho meses de sequía, Pedro Cachin volvió a celebrar una victoria a nivel ATP. El cordobés, 91° del ranking, cortó una racha de 15 derrotas consecutivas al superar por 6-3 y 6-3 al austríaco Sebastian Ofner, 45° del mundo, en su debut en el Masters 1000 de Madrid.

Apenas una hora y 21 minutos necesitó el argentino -que reside desde hace varios años en Barcelona- para cerrar el partido y asegurarse un lugar en la segunda ronda del certamen, en el que el año pasado alcanzó los octavos de final, su mejor resultado en esta categoría.

«Estoy muy contento por cómo construí esa victoria. Llevaba días buscando sobre todo ser feliz dentro de la cancha, competir todos los puntos habidos y por haber. Creo que hoy lo logré y en gran parte es por eso que gané», comentó Cachin.

Aunque también reconoció que este triunfo no cambia su manera de encarar los entrenamientos ni las competencias.

«Ni cuando gano me pongo muy arriba ni cuando pierdo me pongo muy abajo. No hay que dramatizar tanto, creo que la vida va mucho más allá de victorias o derrotas. Por supuesto que no soy de las personas que son pasivas, sino que intento mejorar. Pero siento que lo más importante es el proceso», comentó.

El nacido en Bell Ville hace 29 años pasó 267 días sin triunfos en el circuito más importante del tenis masculino. Su último festejo había sido el 2 de agosto en los octavos de final de Kitzbuhel ante el español Albert Ramos Viñolas. Y tras despedirse en cuartos frente al serbio Laslo Djere, cerró el 2023 con caídas en los debuts del US Open, Shanghai, Basilea y París.

Esta temporada, perdió los diez partidos que jugó, en Hong Kong, el Australian Open, Córdoba, Buenos Aires, Río de Janeiro, Santiago de Chile, Indian Wells, Miami, Estoril y Barcelona.

Era uno de los tres jugadores del top 100 sin victorias en 2024, junto al estadounidense Mackenzie McDonalds (0-3) y el ruso Aslan Karatsev (0-1), ambos alejados del circuito desde enero por problemas de salud.

El cordobés -que sí pudo ganar partidos en el Challenger Tour en el cierre de la campaña pasada- reconoció en los últimos días que esa racha negativa que vivió tuvo que ver con un tema mental. Contó en charla con el sitio Punto de Break que la derrota en el debut en Flushing Meadows ante el local Ben Shelton, un mes después de conquistar su primer título en Gstaad, lo golpeó fuerte.

«Mi cabeza dijo ‘No quiero sufrir más’. Si quedaba abajo en el marcador, no quería sufrir», explicó en esa entrevista.

Esa sensación lo acompañó durante muchos meses. Pero hoy ya es cosa del pasado.

«Me saqué esa mochila hace algunas semanas. Entonces, ya me sentí otro», afirmó tras superar a Ofner. «Esta semana me estuve sintiendo muy bien en los entrenamientos. Perdí solo uno con Arnaldi. Eso, a mí y a mi equipo nos deja tranquilos. El resultado de hoy por supuesto que es una ayuda para seguir creyendo y demostrarme, a mí mismo sobre todo, que todo lo que vine haciendo estas últimas dos semanas ayuda, quizás pueda ganar. Después, que gane o no, eso ya no depende todo de vos. No soy de dramatizar mucho las cosas».

Cachin enfrentará en la segunda ronda de Madrid al estadounidense Frances Tiafoe, 21° del ranking, a quien derrotó en el único encuentro del historial entre ambos. Fue, justamente, sobre el polvo de ladrillo de la Caja Mágica el año pasado, cuando lo venció en dos sets para meterse en octavos de final.

«No descarto nada», afirmó el argentino al ser consultado sobre sus chances para ese partido. «O sea, no descarto que gane y no descarto que pierda. Las cartas están sobre la mesa y a ver quién lo hace mejor».

Carlé dio otro paso en Madrid

Lourdes Carlé en el WTA 1000 de Madrid. Foto TwitterLourdes Carlé en el WTA 1000 de Madrid. Foto Twitter

Lourdes Carlé sigue sumando grandes victorias en el WTA 1000 de Madrid. La bonaerense, 82ª del mundo, consiguió este jueves su primer triunfo ante una rival ubicada en el top 20 del ranking al derrotar por 6-4 y 6-4 a la rusa Veronika Kudermetova, 19ª.

La argentina de 24 años estiró su racha ganadora a nueve victorias consecutivas. Hace algunas semanas, conquistó su primer WTA 125 (equivalente a los Challengers masculinos) en La Bisbal D´Empordá, España.

Llegó a Madrid con su mejor ranking y, tras superar la clasificación sin ceder sets, derrotó en la primera ronda a la británica Emma Raducanu, ganadora del US Open 2021. Así, se convirtió en la primera argentina en ganarle a una ex campeona de Grand Slam desde 2021, cuando Nadia Podoroska sorprendió a Serena Williams en Roma.

El triunfo ante Kudermetova fue el mejor de la carrera de Carlé, que en 2021, había vencido en la misma semana a dos jugadoras top 30, Elena Rybakina (por entonces 23°) y Yulia Putintseva (30°), en la derrota argentina contra Kazajistán en los playoffs de la Billie Jean King Cup. Y fue el segundo de su carrera en un WTA 1000.

Ahora tendrá un desafío muy duro: enfrentará a la letona Jelena Ostapenko, novena favorita, ganadora de Roland Garros en 2017 y campeona este año en Linz y Adelaida.

La contracara del triunfo de Carlé fue la derrota de Podoroska, 66ª del ranking, que no pudo hacer mucho ante la estadounidense Emma Navarro, 23ª del mundo, quien se impuso por 6-2 y 6-1 en una hora y once minutos.





Source link

Escanea el código