Testimonios de jubilados de la región ante el anuncio de veto de Milei


Embed – Jubilados opinan de la amenaza de veto

Jubilados opinan de la amenaza de veto»>

Los diputados aprobaron un nuevo aumento, bono y medio aguinaldo para jubilaciones y pensiones, lo que consiste en un incremento del 8,83 por ciento, tomando como punto de referencia al índice de Precios al Consumidor (IPC) correspondiente al mes de abril. Por lo tanto, la jubilación mínima sube hasta los 206.931 pesos, más el bono de 70 mil pesos, por lo que el monto total es de 276.931 pesos. Las demás jubilaciones recibirán un bono proporcional hasta llegar a ese monto final.

Además, a finales del mes de junio, los jubilados cobraran un aguinaldo, por lo que aquellos que cobran una jubilación mínima recibirán, por dicho mes, un monto total de 380.396 pesos.

Por el otro lado, el Presidente de la Nación, Javier Milei, respondió rápidamente a este aumento mediante su cuenta oficial de X, donde afirmó: «Defenderé la caja a veto puro si es necesario. A puro déficit empobrecieron al país, por lo que de ningún modo voy a permitir que esto se repita».

Y más tarde, en el Foro de economía latinoamericano, comentó: «Cada vez que los degenerados fiscales de la política quieran ir a romper el equilibrio fiscal les voy a vetar todo, me importa tres carajos. Se le terminó el seguro a la casta. Después de hacer las cosas desastrosamente mal, que se caguen de hambre por ser una mierda».

¿Alcanzan las jubilaciones para vivir?

El Diario Sur salió a hablar con jubilados para saber su opinión, como la de Graciela, de 75 años, la cual cargó, principalmente, contra los diputados: «Milei tiene que echar a todos los diputados. Es una vergüenza. Ellos se aumentaron el sueldo a 8 millones de pesos y a nosotros nos dan el 8 por ciento».

Y continuó: «Nosotros, los jubilados, estamos completamente relegados, siempre. Yo trabajé hasta los 70 años y no me sirve de nada, si nos van a dar de premio un 8 por ciento».

Por su parte, Edelmira, más conocida como Edith, de 74 años, se encuentra decepcionada del Gobierno actual: «Me encuentro desilusionada del Presidente Milei. Por todos sus dichos contra los jubilados y que no quiere que nos aumenten».

Sobre su día a día comentó: «Cobro la jubilación de secretaria y no me alcanza. Llego hasta el día diez del mes nada más y, para colmo, tengo a mi nieto estudiando el profesorado de gimnasia en el Grilli, que aumenta cada mes. Estoy pagando 130 mil pesos ahora mismo».

Respecto a los bonos que recibirán los jubilados en el mes de junio, Edith opinó: «Él (Milei) no quiere que nos den nada. Ninguno de los bonos, ni aumentos. Yo trabajé 35 años y 8 meses en la misma escuela. Trabajé y me descontaron la jubilación, Es muy difícil».

Audio y tomas.00_04_03_16.Still087.jpg

Edith, de Monte Grande, opinó sobre la medida tomada por las jubilaciones.

Edith, de Monte Grande, opinó sobre la medida tomada por las jubilaciones.

También hay casos como Manuel, de 68 años, quien habló sobre la mala situación que esta viviendo el país: «Con el anterior gobierno estábamos muy mal, y con este estamos peor. Todo lo que está haciendo va en contra del país. Como país estamos muy mal»

Y concluyó: «Con el cobro de jubilados no llegamos a fin de mes. Me tengo que cuidar con muchas cosas. No puedo salir de casa y venir hasta acá porque me aumentaron el boleto. No puedo mantener la casa».

Isabel, de 70 años, apuntó hacia los jóvenes y les culpó por los sucesos políticos que ocurren en la actualidad: «Todo esto es culpa de ustedes, los jóvenes, que se equivocaron mal porque no quieren escuchar a los viejos. Con este Presidente nos va a ir muy mal en todo. Hay que leer un poco de historia».

Y agregó: «Yo trabajo todavía. Tengo árboles de mamones en mi casa, con los que hago dulces y salgo a repartirlos. Es muy triste todo. También soy peluquera y sigo cortando el pelo. Pasé por todos los gobiernos y nunca viví algo así».

Por último, se encuentra Hugo, de 68 años, el cual expresó: «Es una barbaridad. Él no es jubilado, y por eso quiere vetar. Yo soy jubilado y trabajo y, aún así, cuesta. Trabajo por mi obra social porque tengo cáncer de próstata, pero va a llegar un momento en el que no voy a poder pagar más porque no para de aumentar».

Leé más: Hablamos con ocho comedores de Zona Sur: cómo se arreglan sin alimentos del Gobierno y quién los asiste





Source link

Escanea el código